FacebookLinkedIn

Los cuadros de mando son esenciales en la toma de decisiones para tu empresa. Datos hay muchos, escoger aquellos que te aporten la información más importante es la clave para tener un cuadro de mando realmente útil. Aquí te contamos cómo es el cuadro de mando ideal para tu negocio.

En esencia, un cuadro de mando debe reflejar el estado real del negocio. Para ello, debe basarse en algo tangible. Por otro lado, tiene que servir para ayudar en la toma de decisiones.

Una forma de elaborar un cuadro de mando efectivo es recurriendo a las fases del proceso de compra. Dividiremos el cuadro de mando en las siguientes 6 fases: atención, interés, deseo, compra, recurrencia y fidelización.

Cada fase reflejará cuántas personas hay en cada una de ellas. También nos ayudará a realizar estudios comparativos con años anteriores. Así, si en un año hemos realizado acciones de marketing con vídeo para una determinada fase, podremos comprobar el efecto en los resultados que se ha obtenido con respecto al año anterior.

Variables que destacar en tu cuadro de mando

No hay cuadros de mando genéricos que de verdad sean útiles. Tiene que ser específico para tu empresa.

Para ello, se realiza un estudio previo en el que se obtienen las variables más significativas sobre las que medir cada una de las fases del proceso de compra. También se verán otro tipo de variables interesantes para el negocio, como, por ejemplo, la cesta media de un determinado segmento de tu público.

Estos datos pueden ser recogidos desde muchas funtes: TPV’s, Google Analytics, ERP, CRM, etc. Esto nos permite una gran variabilidad y combinaciones con las que cruzar datos.

Además, necesitamos que los datos sean interactivos, que podamos modificar diferentes formas de observarlos, como elegir distintos canales, franjas de tiempo o audiencias en tiempo real. Así conseguiremos acortar el tiempo de reacción y medir con mayor precisión cada una de las fases.

En 3dids.com creamos cuadros de mando útiles para la toma de decisiones de negocio. Confiamos en diferentes tecnologías (Zeus, Databox, etc.) en las que volcamos la estrategia buscada y las variables deseadas para conseguir un reflejo fiable del estado de tu negocio en tiempo real.