FacebookLinkedIn

Los insights son pensamientos o motivaciones profundas. Son motivadores esenciales en los seres humanos. Si logras transmitir uno con tu marca, conseguirás crear una identificación mucho más potente con aquellas personas que tengan ese insight.

Estos insights se extraen mediante la escucha activa del medio. Debes conocer a tu público, saber qué quiere y cómo piensa. Así, podrás profundizar en sus mentes y extraer frases que condensen sus deseos y anhelos. Con ellas, generaremos un plan de contenidos que defina a la perfección cómo, cuándo y qué comunicar en cada fase del embudo de ventas. Vamos a verlo.

Extracción de insights

Una de las acciones más útiles a la hora de extraer insights es realizar un focus group. Se trata de una reunión con personas pertenecientes a tu público objetivo en la que, a través de preguntas abiertas, se les insta a hablar sobre sus pensamientos e ideas relacionados con nuestros productos.

Con la guía adecuada, se pueden sintetizar una serie de insights tras la sesión.

Por ejemplo, si queremos extraer insights de personas que están pensando en tener un perro, podríamos encontrarnos con las siguientes preocupaciones, cuestiones o ideas: estoy preocupado por si me va a limitar mis viajes con la familia, será un miembro más de mi familia al que cuidar, tendremos que sacarlo a pasear a diario, es una gran responsabilidad para todos, y muchas más.

Bien usados, estos pensamientos podrán ser la base de diferentes comunicaciones y acciones de marketing.

En tu público objetivo confluirán un gran número de insights. ¿Cuáles de todos debemos escoger?

Plan de comunicación

De todas los insights extraidos, elegiremos aquellos 6 más potentes, tanto por la capacidad de que las personas lo reconozcan como suyo, como por nuestra capacidad de poder crear recursos y elementos con ellos.

Ordenaremos los 6 insights de más potente a menos potente y los asociaremos a nuestras comunicaciones en las diferentes fases del embudo de compra. Por tanto, el insight más potente lo utilizaríamos en la fase de atención, mientras que el de menor potencia en la fase de fidelización. Lo hacemos de esta forma ya que necesitamos una potencia mayor para permanecer en la mente de aquellas personas que no nos conocen que en aquellas que ya han avanzado por las diferentes fases del embudo.

Así, podemos planificar qué insights utilizar en cada una de nuestras comunicaciones. El resultado es un plan de comunicación con los mensajes bien definidos a usar en cada canal y en qué momento.

Este plan de comunicación te permitirá transmitir una serie de ideas coherentes, bien enfocadas a conseguir resultados, a través de todos los canales que uses en tu estrategia. Con este plan, conseguirás que la comunicación de tu empresa sea un gran motor de ventas.