FacebookLinkedIn

A día de hoy, cualquier empresa que desee formar parte del mercado debe de estar en la vanguardia tecnológica. Seguro que has escuchado alguna vez “marketing”. Y seguro que también sabes por qué es importante para tu empresa, servicio o producto, pero ¿por dónde empezamos?

La estrategia como la definimos consiste en acciones que nos llevaran a alcanzar los objetivos marcados a través del marketing online. Normalmente nos asustamos cuando hablamos de una estrategia de marketing en una empresa, pero no tiene por qué ser tediosa. Todo lo contrario.
¿Qué es una estrategia digital?

Actualmente, con la variante situación que tenemos en el entorno digital, gran parte del éxito de tu negocio es parte de lo que haces o dejas de hacer para impulsar tu empresa en internet.

Normalmente queremos tener la estrategia más optimizada y detallada para nuestro proyecto. Pero la realidad es que según el tamaño de tu negocio, al trazarla, es mejor empezar con algo simple para que te mantenga encauzado y evolucionar a partir de ella y de los objetivos marcados. Con esto no queremos decir que vaya a ser fácil. No cabe duda que es un proceso complicado. Por eso os hemos resumido los dos primeros pasos importantes que debes de dar antes de empezar:

  1. Segmenta tu mercado: Lo primero y básico para empezar a encauzar la estrategia es tener claro a quién te diriges. Para tener la identidad completa de tu consumidor ideal, el equipo encargado debe de aglutinar diferentes tipos de perfiles que coincidan con tu audiencia objetivo. Y, ¿Qué información debo recabar de en tus propios clientes para planear tu estrategia de marketing digital? Pues eso depende de si tu empresa funciona con B2B o B2C, o el tipo de producto que tengas y el coste que lleve. De cualquier modo, todas parten de los dos grandes pilares: Información cuantitativa (o demográfica) e información cualitativa (o psicográfica).
  2. Identifica los objetivos y las herramientas que necesitarás: Sin tener en cuenta tu objetivo principal, vamos a necesitar saber cómo se mide, y por supuesto, si vamos a ser capaz de medirlo y hacer algo en caso de negativa. Para ello deberemos contar con las herramientas digitales adecuadas. La forma de medir esta eficacia de la estrategia será diferente para cada entidad (empresa) y dependerá de los objetivos que haya fijado. Pero lo más importante es garantizar el poder hacerlo, sabiendo que estas métricas nos ayudarán a construir y ajustar nuestra estrategia a posteriori.
  3. Evalúa tus materiales de marketing digital y canales: Cuando en tu estrategia consideras añadir materiales o canales de marketing digital, es importante tener en cuenta el marco donde nos movemos, y hacia dónde queremos ir. Como medios de comunicación obtenidos, propios y pagados. Los medios propios son los que te pertenecen a ti directamente. Redes sociales, tu blog, imágenes… etc. Los que tú puedes controlar. Los medios obtenidos son los que consigues, o bien por la calidad de lo que ofertas como empresa, porque el medio lo considera interesante de mostrar y tú no has participado económicamente para esa publicación. No importa si procede de otras webs que no conoces o es el resultado de tu trabajo como RRPP. Por otro lado los medios pagados hacen referencia a cualquier medio o canal en el que aportas económicamente para captar el clic o la atención de los usuarios. Cualquier publicidad con coste entraría en este grupo. Te recomendamos que reúnas y clasifiques cada medio y material en una hoja de cálculo para que puedas obtener una visión diferenciada de todos tus medios. Con estos dos puntos desarrollados e interiorizados, tendremos una idea para seguir dibujando nuestra estrategia.