FacebookLinkedIn

El Mobile First es una nueva forma de pensar, de diseñar, de crear webs. Con ella consigues que el diseño de tu web sea más atractivo y, sobre todo, esté más optimizado en los dispositivos móviles. Atrás quedaron esas largas líneas de código HTML, ese interminable código fuente y una velocidad de carga más lenta de lo recmendable. Y quedó atrás porque los usuarios y Google ya piensan en Mobile First, y no en responsive. Pero, ¿cuáles son las diferencias?

Diferencias entre Mobile First y Responsive

Como decíamos, el Mobile First es una nueva forma de pensar, y realmente, es la única diferencia. El diseño web responsive es una adaptación del diseño web para móviles, es decir, el primer diseño siempre se realiza pensando en PC y una vez hecho se adapta a los dispositivos móviles o tablets. Sin embargo, con el diseño mobile first primero se diseña en móvil y posteriormente se adapta este contenido a PC. No solo hay que adaptar la estructura de la web, sino que no hay que olvidarse de imágenes o textos.
La velocidad de carga y la experiencia de usuario

Con esto conseguimos una mayor velocidad de carga, un mayor rendimiento de nuestra web y, por supuesto, una optimización de contenidos relevantes. Además, la UX (experiencia de usuario) siempre mejora en móvil pues es a través de estos dispositivos donde los usuarios navegan cada vez más la interacción suele ser más eficaz.

Otro de los factores que se deben tener en cuenta a la hora de realizar diseños es el SEO, y es que numerosos estudios realizados a partir de 2017 señalan que Google analiza y reconoce este factor como referencial en cada proyecto. Pero no solo el SEO es importante y digno de mencionar, hay herramientas como Page Speed Insights que miden la velocidad de carga de tu web y ya ponen en primer lugar a los dispositivos móviles. Si Google lo hace, la importancia de aplicar este tipo de “normas” no escritas es realmente útil. Casi vital para tu nueva web.

En resumidas cuentas, lo que va aportar el diseño mobile first a tu nueva web son tres grandes ventajas que el diseño estándar (o responsive) no podrá ofrecerte: experiencia de usuario pensada por y para usuarios móviles, una velocidad de carga mayor que consigue un mayor rendimiento y, por supuesto, una visión de futuro, pues no hay que olvidar que prácticamente la totalidad de la población disfruta de un móvil.