FacebookLinkedIn

Saber utilizar correctamente el diseño web es imprescindible para conseguir eficacia en el servicio al cliente. Por ello, es uno de los aspectos más significativos a la hora de dar a conocer una estrategia de publicidad digital de forma integral.

¿Qué incluye un diseño web completo?

1- Contenidos visuales

Tanto espacios, como elementos, imágenes y textos que deben ser atractivos para el cliente que entre en el sitio web, pero más importante aún es que sean usables. Con ello, nos referimos a que cualquier aspecto funcione perfectamente. También a que la espera de la navegación sea la mínima posible y no se generen fallos que se puedan evitar con una antelación y una planificación adecuada. Todo lo que se visualice en la pantalla debe de haber seguido un proceso específico y estar sujeto a una estrategia previa destinada exclusivamente para el cliente final.

2- Persuasión

Una persona decide si un sitio web es de su interés o no en apenas tres segundos. Es una decisión rápida y automática que depende del análisis y la ejecución del diseño. Por eso, es fundamental que se invierta el tiempo suficiente en realizar pruebas y en que se genere feedback con el cliente. Es la única forma de que se convierta en una herramienta rentable con el tiempo.

3- Estudio del target

Como hemos comentado, una web se piensa, se hace y se prueba concretamente para un público objetivo específico. Por ello, este tercer punto es vital y provocará que una persona entre en la misma y lo más difícil, que permanezca porque le interesa el contenido.

Estos tres puntos resumen perfectamente lo que debe incluir un buen diseño web para que sea efectivo en el cliente. Esperamos que te hayan servido de ayuda y los pongas en práctica a partir de ahora. Recuerda que una web debe gustar y ser útil para el cliente al que se destina.