FacebookLinkedIn

Se podría decir sin temor a equivocarse, que cualquier proyecto online necesita una estrategia muy concreta y bien definida. Solo de este modo se podrán conseguir los objetivos que se pretenden alcanzar. Una estrategia que tiene que abarcar distintos aspectos, complementarios entre ellos, con el objetivo de no dejar nada al azar.

Los 5 pilares fundamentales de cualquier estrategia:

Si bien es cierto que cada proyecto online tiene sus necesidades concretas, desde nuestro punto de vista son 5 los pilares fundamentales alrededor de los cuales debería girar toda la estrategia.

Diseño web

El diseño web es vital. No solo desde el punto de vista de la estética sino desde el punto de vista de la velocidad de carga y desde la usabilidad. Porque a día de hoy una página web no solo tiene que ser atractiva visualmente hablando. Debe ser rápida y sobre todo sencilla de utilizar para el usuario.

Marketing de contenidos

Cada día que pasa el contenido es más importante. Se trata de una de las mejores maneras que existe para generar confianza al usuario ya que se puede utilizar para ofrecer un valor añadido que nos distinga de la competencia. Este contenido tendrá que ser planificado con tiempo para estipular algunos aspectos tan importantes como la periodicidad, la extensión y el enfoque de los distintos artículos.

Posicionamiento

A pesar de la importancia capital que tiene el marketing de contenidos, una buena estrategia de posicionamiento es fundamental. A través de ella estructuraremos los enlaces que vamos a crear y dónde van a estar ubicados estos. Notas de prensa, blogs de temática afín y otros recursos se deben complementar con el objetivo de que la optimización interna de nuestro sitio web se vea potenciada y tenga su reflejo en las SERPs.

Redes sociales

Las redes sociales juegan un papel básico dentro de todo lo que tiene que ver con el branding. Cierto es que existen tantas que no podemos estar en todas. Tampoco debemos. De lo que se trata es de escoger aquellas que mejor se adapten a lo que queremos transmitir y poner el foco en ellas. De esta manera generaremos una mayor, y mejor, conexión con los usuarios y podremos conocer de primera mano sus inquietudes sobre nuestros productos y servicios.

Campañas de pago

Llegados a este punto merece la pena hablar de las campañas de pago. Google AdWords, Facebook ADS o Twitter ADS son solo algunos ejemplos. Estos recursos deben servir de complemento a todo lo anterior. No en vano pueden ser un recurso muy potente cuando lo que se quiere es promocionar un producto o servicio nuevo, hablar de una novedad dentro de un intervalo de tiempo corto o conseguir un impacto inmediato.

A partir de este punto al que hemos llegado, hay que decir que cada proyecto puede tener sus particularidades, las cuales, debería ser accesorios a todo lo mencionado. Nuevos canales de comunicación como YouTube, acciones de marketing tradicional u otros enfoques como el email marketing puede dar sus frutos y ayudarnos a lograr los objetivos marcados dentro del plazo estipulado.