FacebookLinkedIn

El territorio verbal es un instrumento de gran eficacia para vender en Internet. Se utiliza para el e-mail marketing, para el comercio electrónico, para las estrategias de marketing de contenidos e incluso genera buenos resultados en el SEO. En definitiva, y en otras palabras, el territorio verbal de tu marca define qué, cómo y cuándo comunicar.

Si hasta ahora no le has dado importancia, probablemente estés dejando escapar muchas ventas. En este post te mostraremos por qué debes utilizarlo para mejorar el marketing de tu negocio.

¿Por qué es vital contar con un territorio verbal?

El territorio verbal tiene el objetivo de generar confianza en tus clientes a través de la comunicación. La ausencia de texto no genera confianza, los textos farragosos tampoco la dan. Es importante hablar al cliente de tú a tú, centrarse en sus principales necesidades y aportarle valor para guiarle hasta la compra del producto o servicio. Es importante que el cliente te identifique solo leyendo dos palabras en tu web o en tus redes sociales.

El canal que se utilice es lo de menos, aunque cada cual tiene un tono adecuado. Lo importante es que nos tomemos en serio a nuestro cliente objetivo, el buyer persona, a la hora de escribir como si se lo estuviéramos contando realmente a él.

Pensemos por ejemplo en esos textos que aportan mucha información técnica pero resulta confusa o incluye conceptos que no todo el mundo conoce. Esto provoca que muchos lectores puedan no continuar leyendo, ya que el texto no le resulta comprensible. Sé directo, utiliza un tono fácil de recordar, fácil de llegar al cliente.

Pero más allá de si el texto es o no comprensible, en el territorio verbal trabajamos también la cercanía, el tono y la inmediatez para generar en el cliente la sensación de que ha encontrado la solución a su problema. Aquí se hace realidad el lema Show it, don’t tell it (no lo digas, muéstralo), ya que de lo que se trata es de acompañar al cliente a lo largo del proceso de venta y de que este se sienta identificado con la marca. Es importante que utilicemos frases cortas, que transmitamos sólo las ideas principales, los elementos más fuertes. El contenido que transmitamos debe centrarse en el problema del cliente, su necesidad y la forma de solucionarla a través de nuestro producto o servicio.

Este es sin duda uno de los errores de las empresas a la hora de hacer copy; centrarse única y exclusivamente en su producto o servicio, sus ventajas y beneficios, o sólo en la propia empresa. Esto no ayuda al cliente a verse reflejado en el texto de venta, ya que caemos en lugares comunes donde todas las empresas utilizan frases de venta parecidas, pero sin ir al grano y sin enfocarse en los beneficios del producto. El objetivo de contar con un territorio verbal (y visual, aunque eso lo veremos en otro artículo) es, principalmente, el de crear una comunidad que se identifique con tu marca y que te ayude a transmitirlo.