FacebookLinkedIn

Para conseguir un posicionamiento óptimo en Google debemos tener en cuenta que cualquier tipo de contenido que añadamos a nuestro sitio web puede servirnos para aparecer en los primeros puestos de los buscadores y así ser más accesibles para el usuario.

Las imágenes que subimos a nuestra página, son un gran recurso de posicionamiento si las tratamos correctamente, pues estarán vinculadas a nuestro sitio web. Las imágenes hablan de nuestra página y son un gran instrumento para atraer público nuevo. Es muy común que un usuario que no nos conoce, busque imágenes de productos o servicios y termine accediendo así a nuestra tienda online o web.

Los principales pasos a seguir para posicionar correctamente nuestras imágenes son:

  • Todos los ficheros que se encuentren en nuestro sitio web deben ser visibles y accesibles. Debemos integrarlos en las páginas junto al texto, sin necesidad de tener que abrir un enlace para ver la imagen exclusivamente en otra pantalla.
  • Es importantísimo introducir el título “alt” de la imagen. Es una breve descripción que se le atribuye y que nos ayudará a posicionar la imagen por esos términos de búsqueda. Por ejemplo, si subo a mi tienda online un zapato de salón rojo, es importante que el alt de la imagen incluya “zapato de salón rojo con tacón (y el nombre de mi marca). Es recomendable principalmente incluir información de utilidad sobre el tema de la imagen.
  • El título de la imagen también condiciona el posicionamiento. Si es posible, se debe asociar el título al contenido de ésta. Por ejemplo si una imagen se llama 75896.jpg se posicionará peor que si se llama zapatorojo.jpg.
  • Dime con quién andas y te diré quién eres”. Este refrán español se adapta a la perfección al posicionamiento de fotografías o diseños, pues el contenido que se encuentra acompañando la imagen es un complemento fundamental. Es importante rodear el fichero de texto relacionado.
  • Es necesario que la imagen pese poco y esté en formato .png o .jpg, esto ayudará a una rápida carga en tu sitio web y a un buen posicionamiento, pues los buscadores premian el poco peso y la optimización de la imagen.
  • Por último, debemos protegerlas. En muchos casos no deseamos que nuestras imágenes, diseños o fotografías sean utilizadas por terceros, por lo que debemos asegurarlas acogiéndonos a la Ley de derechos de autor y propiedad Intelectual. Nunca utilices en tu sitio web imágenes de terceros sin autorización, puede acarrearte serios problemas legales.

La imagen es la gran olvidada a la hora de optimizar el SEO de las páginas pero ayuda, cada vez más, a dar visibilidad a tu marca y generar tráfico cualificado. Haz más fácil que tu público objetivo te encuentre y capta su atención con imágenes cuidadas y atractivas visualmente porque, como dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras y en las tiendas online es nuestra mayor arma para atraer y convencer a nuestro público. ¡Posiciona tus imágenes y diferénciate de la competencia!