MENÚ

Conocer lo que sienten tus clientes al navegar tu web aumenta tus ventas

Uno de los mayores placeres que existe es, precisamente, no sentir dolor alguno. Y esta es una máxima que, por simple, es curioso lo poco que se usa en el mundo de los negocios online. 

Las palabras usabilidad o CRO (optimización de la ratio de conversión) han aparecido como resortes en el momento en que los usuarios han comenzado a quejarse abiertamente de los enormes problemas que las webs les causaban a la hora de hacer una compra por internet.  

Y esto puede parecer también simple; pero un proyecto online no consiste en tener una página web “muy bonita”, sino en que cumpla el objetivo para el que ha sido creada. Y este es vender. 

Por eso, cuando un usuario entra en una tienda online dispuesto a comprar un producto, convencido por una publicidad que ha funcionado bien, y se encuentra con que esa web le hace sufrir con pop ups constantes, pasos innecesarios para finalizar la compra o pantallas e información confusas, esa persona, sin duda, abandonará. 

También a ti te ha pasado docenas de veces… 

En las tiendas físicas tienes el mismo problema: colas mal gestionadas, producto mal expuesto, falta de información, espacios físicos incómodos o empleados ausentes. Un cúmulo de circunstancias frustrantes que terminan con el cliente manifiestamente enfadado abandonando la tienda. 

Detectar este fallo en la gestión de un comercio físico es relativamente fácil; pero ¿cómo se sabe cuándo un cliente ha perdido la paciencia en un ecommerce?  

La respuesta son las “auditorías emocionales”: una herramienta de neuromarketing enfocada a mejorar la experiencia de los usuarios al navegar una web. 

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado una tecnología que permite medir las reacciones emocionales de un consumidor y reconocer sus niveles de estrés, disgusto, relajación, miedo o satisfacción. Desde 3dids, hemos puesto en marcha este tipo de auditorías al servicio de los ecommerce para conocer cómo aumentar las ventas de nuestros clientes. 

¿Cómo funcionan las auditorías emocionales de ecommerce? 

Estas auditorías van más allá de medir las páginas visitadas, el tiempo de permanencia o los clics los usuarios. Esta nueva técnica ahonda en las sensaciones particulares que siente un consumidor y su experiencia real dentro de una web o una aplicación. 

Los análisis se realizan con internautas reales que, a través de sensores en la mirada, sensores de respuesta galvánica en la piel y un software de facial coding, registran sus emociones en un vídeo de la navegación real que aporta información útil de todos los cuellos de botella que dificultan la venta en las páginas web. 

Una vez conocidos, se puede saber lo que falla y cómo mejorarlo, creando webs no solo más usables, sino mucho más agradables y exentas de elementos que aumenten la tasa de abandono. En definitiva, que se enfoquen a conseguir más ventas y mejores resultados. 

Una de las primeras compañías que ha aprovechado esta nueva técnica ha sido la marca de calzado femenino de Elda Lodi. En la auditoría de percepción emocional conseguimos evaluar cuáles eran las percepciones de los usuarios en el momento de la compra y mejorarlas hasta el punto de que su nueva tienda online ha aumentado sus ventas en un 30%. 

Si deseas saber más, puedes leer la publicación completa que el Diario Información hizo sobre las «auditorias emocionales» de 3dids.

ENTRADAS RELACIONADAS

También te puede interesar

shopify pos

El TPV en Shopify POS

Cómo crear cuentas de personal de TPV Esta característica sólo está disponible actualmente en Shopify POS Pro. Cuando tienes varias...