Cuatro errores habituales al digitalizar tu negocio

Tras 17 años de experiencia con clientes y, sobre todo, con personas, podemos decir que existen varias razones por las que ciertos proyectos para digitalizar un negocio no acaban de arrancar.

Las casuísticas son variadas, pero hemos conseguido centrarlas en cuatro grandes errores. Cuatro causas que dinamitan los proyectos de transformación digital y que, en todo caso, parten siempre del mismo foco: el empresario.

La digitalización NO es un cambio puntual en la tecnología que se va a usar para hacer funcionar un negocio, sino que vamos a hablar de enfoque, de cultura, de perspectiva, de energía… de visión…

Estos son los errores más comunes que hemos ido encontrando a lo largo de todos estos años:

Primer error: Actuar sin análisis previo

Ir a por todas, sin pensar, a lo espartano es el mayor error de todos.

Muchos empresarios piensan que las plataformas digitales son un bálsamo de Fierabrás que, por sí mismo, va a poner remedio a todos los problemas no han sabido resolver por ellos mismos.

Y las herramientas no son más que eso, instrumentos, utensilios…

Todos podemos entender que, si nuestra competencia se está publicitando en Facebook o Linkedin, por algo será. Y entender que ese “algo”, puede ser también un motivo y que ese motivo, sin duda, también puede ser el nuestro.

Pero esta lógica tiene muchos puntos oscuros.

Y es un desastre seguro si el único propósito que tiene es el de copiar al enemigo.

Sin un análisis adecuado, nunca sabremos por qué ni para qué hacemos las cosas.

Y de la respuesta a estas dos preguntas va a depender el futuro de tu empresa.

Segundo error: Prisa por los resultados.

Otro rasgo muy característico en los empresarios de otros tiempos es el de esperar que las cosas den fruto de forma inmediata y con la mínima inversión.

Una ganga, un chollo, una oportunidad…

Pero esas «ventajas» solo existen en los cuentos de los hermanos Grimm. En la realidad, para hacer avanzar una idea o un proyecto hace falta esfuerzo y paciencia.

Lo que la transformación digital pretende es un cambio total en la forma de pensar y actuar, no se trata de un truco de magia para generar clientes de la nada. Se trata de un cambio de mentalidad que va a situar a tu empresa en un marco estratégico de constante adaptación a los cambios.

Por eso, la digitalización no es un parche, es una solución pensada para una adaptación constante a los problemas que todos estamos viendo cada día en empresas, sociedad, cultura, ocio, criterio y economía.

Tercer error: La tecnología por sí sola no tiene valor

La tecnología más puntera de hoy estará totalmente obsoleta mañana.

La tecnología por sí misma no aporta nada más que una obligación y otro manual de instrucciones que aprenderse.

Por este motivo es importante que te hagas preguntas. Estas que vas a leer a continuación solemos hacerlas en nuestras consultorías para digitalizar negocios:

  • ¿Qué necesita mi negocio?
  • ¿Qué herramientas me van a ayudar a conseguir mis objetivos de negocio?
  • ¿Cómo voy a capacitar a mi equipo para que no solo aprendan a usar las herramientas, sino a contribuyan también como parte integral de mi proyecto?

No son cuestiones baladíes, de hecho, algunos empresarios siguen empecinados en que la realidad actual es transitoria y que pueden mantenerse en una posición de reserva en la que las ideas caducas sean las que mueven el caldo.

Esto ya no es así.

Es más, el que espere que va a llegar un momento de calma en las sociedades actuales se está equivocando mucho. Los cambios y devaneos van a ser “marca de la casa” en adelante, por eso lo que propone la digitalización no es un parche, es un puente.

Cuarto error: pensar que la venta lo es todo

En un negocio, la venta o la contratación naturalmente que lo es todo. De otro modo, no habría negocio. Pero los tiempos en los que uno vendía y seguía su camino han acabado.

La consciencia y la cultura de los consumidores (tú incluido) ha cambiado radicalmente. En la era digital, las personas encontramos mucho de todo. Tanto, que es necesario que las marcas sepan cómo comunicarse mejor, destacar y enfocarse correctamente a su tipo de comprador.

Esta que vas a leer es la nueva cultura del consumidor: 3 segundos de tiempo para decidir su una web le atrae lo suficiente como para quedarse a seguir leyendo o irse a otra.

Esto es así…

Y recuerda, ya no estás solo en tu mercado. Ahora convives con tantos competidores que, en general, cualquier oferta es ruido.

Pues bien, este cambio de mentalidad obliga a poner el foco en el cliente, en lo que siente, quiere, pide, ama, odia o ansía. Un conocimiento que no viene solo y que requiere de estrategias de captación basadas en el contenido adaptado y personalizado.

La fidelización, además, se ha convertido en un elemento básico a la hora de comunicarse con una marca porque la gente no solo consume, sino que quiere sentirse identificada, agasajada y extraordinariamente bien tratada.

En resumen, estas son las cuatro situaciones clave que vive un proceso de transformación y que deben ser muy tenidas muy en cuenta al poner en marcha tu negocio online.

En 3dids ayudamos nos encargamos de ayudar a empresarios a enfocar sus ideas en este nuevo entorno de relación entre las marcas y los clientes.

ENTRADAS RELACIONADAS

También te puede interesar

marketing clinicas estetica

Marketing para clínicas estéticas

En un artículo anterior, hablábamos de algunas de las soluciones digitales para empresas de servicios más destacables. Todas las fórmulas...

migrar magento a shopify

Migrar Magento a Shopify Plus

Muchos de nuestros clientes nos preguntan específicamente cómo migrar de una plataforma de ecommerce a otra; en concreto como migrar...